Hemos dejado atrás un año importante para el sector inmobiliario y también para nosotros, en Drago Capital. España ha vuelto a marcar un nuevo record en inversión inmobiliaria, ya que según algunas fuentes se espera superar los 13.000 millones de euros de inversión, lo que supone un crecimiento de un 25% respecto a 2014, que ya fue un año de clara recuperación.

Y podemos decir, sin pecar de vanidosos, que una de las principales operaciones del año ha sido la venta del edificio de Gran Vía 32 de Madrid por parte de Drago a Pontegadea, la inmobiliaria del fundador de Inditex.  Como ya hemos comentado en este blog, nos sentimos muy orgullosos del trabajo realizado en ese emblemático edificio.

De momento, sigue siendo el sector comercial –el de los centros comerciales especialmente- el que lidera este impulso inversor, pero también ha sido un año muy interesante y de gran crecimiento en inversión en oficinas.  Es evidente que estos aumentos se han producido por los buenos precios y por las previsiones de crecimiento macroeconómico, que esperemos que se mantengan estas últimas a pesar del clima de inestabilidad política que de momento padecemos.

Nosotros ya habíamos apostado por la recuperación en los sectores comercial y de oficinas y ahora creemos que  también se va a ir trasladando al inmobiliario residencial, aunque quizá más selectivamente y con mayor prudencia. Todavía representa un porcentaje muy bajo de este crecimiento en la inversión.

Como bien hemos podido constatar en Drago, este impulso inversor en el sector inmobiliario en nuestro país ha estado protagonizado en 2015, y lo estará en el inmediato futuro, por los grandes inversores internacionales y por las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis), que están teniendo una gran actividad. Podemos considerarlos como los players de moda en el sector.

Y las zonas más demandadas siguen siendo Madrid y Cataluña. Es verdad que la inversión se ha centrado en zonas prime y que los precios de las mismas alcanzan ya valores significativos y será interesante ver si se producen movimientos en el sector hacia otras regiones o zonas menos destacadas. Es importante tener en cuenta que buena parte de este interés por España se está produciendo por el constante crecimiento de la industria turística en nuestro país. Cada vez nos visitan más. Cada vez hay más potenciales clientes.

Pensamos que en 2016 podemos ser optimistas, aunque en estos tiempos tan convulsos en tantos aspectos, la prudencia es y será siempre una virtud.

Gracias.

 

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR